Alarcón y Santón, Maximiliano (1880-1933)

Vida

El arabista y hebraísta español Maximiliano Agustín Alarcón Santón nació en La Roda (Albacete) en 1880. Inició sus estudios en el Instituto de Albacete y se trasladó luego a Barcelona para cursar Filosofía y Letras en la Universidad. En 1904, y ya en Madrid, se convirtió en pupilo de Miguel Asín Palacios (1871-1944) y en 1908 se doctoró con la tesis titulada La Guerra de Tetuán según un historiador marroquí contemporáneo. Alarcón sobresalió especialmente en el campo lingüístico y fue el primero, en España, que se dedicó a la especialidad de la dialectología y fonética árabes de una manera profesional. Una breve estancia de tres meses en Marruecos le permitió estudiar el dialecto vulgar de Larache; por eso, en 1910, pensionado por la Junta para Ampliación de Estudios española, estudió el árabe marroquí, que analizó en sus Textos árabes en dialecto vulgar de Larache. Igualmente, estableció las bases para una correcta sistematización de este dialecto (fonética y morfología) en comparación con el resto de dialectos árabes, tanto de la Península y como del Norte de África. Sus investigaciones sobre fonética, interrumpidas por su muerte, iban encaminadas a demostrar los orígenes de la pronunciación árabe moderna; tras un riguroso estudio, dio a conocer sus primicias en el homenaje a Menéndez Pidal (1869-1968) bajo el título de «Precedentes islámicos de la fonética moderna» (Homenaje a Menéndez Pidal. Miscelánea de estudios lingüísticos, literarios e históricos, III, Librería y Casa Editorial Hernando, Madrid, 1925, págs. 281-308). Alarcón ganó en 1908 la cátedra de árabe vulgar de la Escuela Superior de Comercio de Málaga, desde donde se trasladó a la Escuela Especial de Intendentes Mercantiles de Barcelona. Luego, en 1920, se trasladó a la Universidad de Salamanca como catedrático de lengua hebrea, donde permaneció hasta 1927, fecha en que marchó a la Ciudad Condal para ocupar cátedra de hebreo. A partir de mayo de 1932 ocupó en la universidad Complutense de Madrid la misma cátedra. Nuestro autor murió en esta ciudad, a los 53 años de edad, en 1933.

Alarcón hizo una traducción al español del tratado político y filosófico del siglo XI, Lámpara de los príncipes (Siraj al-Muluk; 2 vols. Instituto Valencia de Don Juan, Madrid, 1930-1931), singular obra de Abú Bakr de Tortosa (1059-1126), jurista musulmán de Tortosa (en la actual provincia de Tarragona), quien estudió en diferentes ciudades del mundo musulmán con los más afamados eruditos de la época. Además, Alarcón elaboró los Textos árabes en dialecto vulgar de Larache, que dio a la luz transcritos y traducidos, acompañados con un glosario para facilitar su lectura. Los textos incluidos en esta obra fueron tomados de viva voz, según señala el propio autor en el prólogo. Consisten en explicaciones sobre los usos y costumbres de los nativos (especialmente referentes a la enseñanza y el matrimonio), y así incluye los titulados «Historia de un barbero y uno a quien afeitó», «Historia de tres cortos de genio», «La enseñanza en las escuelas de Marruecos», «Historia del ciego y la vieja», «Historia de chehá y su madre», entre otros. El Glosario ocupa las págs. 158-189 de la obra.

Obra

Bibliografía

Tarek Shaban Mohammad Salem